Buscador

Exteriormente estamos ante una iglesia románica que cuenta con la acostumbrada cabecera triabsidal (foto 1) de forma semicircular. Conserva prácticamente en su totalidad la primitiva piedra de sillería, incluso en sus contrafuertes de escaso saliente, que resaltan, como ya sabemos, unos treinta centímetros aproximadamente. Bajo el nivel de la imposta* de bolas y "Ues" aparece, como extraña novedad en una iglesia salmantina, una hilera de pequeñas y decorativas oquedades de arco trilobulado* que se distribuyen por los sillares de los muros absidales que conforman la cabecera.

Cabecera triabsidial de la iglesia de Santo Tomás Cantuariense
Cabecera triabsidial de la iglesia de Santo Tomás Cantuariense

subir arriba